sábado, 2 de marzo de 2019

Barça Lassa - Juan Carlos Navarro


No creo que haya algo más especial para un aficionado culé que tener una camiseta con la que jugó una de las leyendas del club. Una camiseta que será retirada hoy en lo alto del Palau Blaugrana, en un partido contra el eterno rival que tantas veces le sufrió. Como decía, ésta fue su última segunda equipación con el equipo de su vida, la de la temporada 2017-18. Para ese año el Barça Lassa dejó de vestirse con la senyera que tanto éxito había tenido entre sus aficionados, y que tan poco se había promocionado, para dar paso a un azul cielo inmaculado, una pena por otra parte porque su homóloga en el futbol contenía muchísimos detalles en honor al club. La prenda no duró más de un año, algo extraño en la política de la sección, que solía mantener las equipaciones durante dos años por problemas logísticos y comerciales (ya me diréis cuáles, porque la camiseta no se vendía). Y aunque veáis con la chapita en la esquina inferior, tengo que remarcaros que es usada por la mismísima Bomba, así que podríamos estar hablando de la última segunda equipación que vistió.

Hoy es un día especial para Juanki porque el club de sus amores retira su número 11 a lo alto del Palau. Lo que no sabe mucha gente es que antes llevó 9 dorsales más: el 16, curiosamente cuando jugaba con su amigo Gasol; el 2, que llevó en Memphis en honor a sus hijas; el 7, el más famoso de España... Muchos (y muy buenos) números deja atrás Navarro en su carrera, ahora leyenda y poco a poco intengrándose en la estructura del club azulgrana, sin un puesto específico, y es que su retirada no fue precisamente un tema bien llevado por los dirigentes blaugranas. A pesar de ello, Juan Carlos no ha levantado la voz en ningún momento, es más, es la imagen institucional del Barça en varios actos, desde que asumió ese puesto ya son varios los homenajes que ha recibido (Wizink incluido). Y desde hoy, homenajeado permanentemente en el Palau Blaugrana donde acompañará a otros ilustres como Epi, Jimix o Solozábal. Por suerte la saga no acaba aquí, su hija mayor ya se ha concentrado en varias ocasiones con la selección catalana.


miércoles, 16 de enero de 2019

España - Nikola Mirotic

Hoy estáis de suerte, en lugar de un friki como yo, hoy la entrada la escribe un escritor de verdad. Oscar Antón, ex-jugador aficionado, ex-entrenador aficionado, con ínfulas de escritor (interesados aquí). Coleccionista de camisetas, zapatillas, comics, pelis y más objetos inservibles y maravillosos.


Hace ya más de una década que un joven mocetón de dos metros se alojaba en un colegio de un pueblo madrileño, captado para el Real Madrid y su cantera. Allí, en las horas muertas, entre entrenamientos y clases mataba el tiempo con un balón en las manos. Porque Mirotic asociaba su figura al balón de baloncesto. Y le daba igual entrenar con sus compañeros de la entonces LEB bronce que con el equipo de benjamines de la escuela. Nunca era mal momento para botar, tirar a canasta y ensayar fintas o pivotes. Con él habían llegado otros jugadores, también procedentes de la zona de los Balcanes, aunque se dejaban ver con menos por las instalaciones, el sobrino de Igor Rackocevic, del mismo apellido que su tío y el croata Bogdanovic, hoy en Indiana. No está mal, de tres jugadores captados, hoy dos de ellos están en la mejor liga del mundo.

La trayectoria de Mirotic es conocida, paso por las inferiores del club blanco, y temprano debut con el primer equipo (con Plaza como entrenador) creando una gran expectación entre la afición madridista, llegando a ser generalizado su apodo como “mirlo blanco” depositando en el montenegrino grandes esperanzas para el futuro. Esperanzas que fueron cumplidas a medias, ya que si bien fue uno de los bastiones del equipo de Laso, no logró ganar la ansiada Euroliga, y su marcha posterior a Chicago creó cierto escozor y desilusión entre la afición que lo idolatró.

Su temprana nacionalización le permitió jugar con la selección española, primero en torneos de cantera y posteriormente en la absoluta. Y acá podemos contemplar esta maravillosa camiseta con publicidad cervecera (si, ya sabemos que sin alcohol, ninguna camiseta es perfecta, y no iba a ser menos la publicidad) y de la marca china li-ning. Marca que a mí particularmente no me trae buenos, recuerdos, ya que tanto camisetas, como ropa y zapatillas eran (y son) de un estándar de calidad bastante más bajo a lo que estamos acostumbrados en Europa, si bien quedará en la memoria nuestra y el de toda la afición como aquella camiseta que acompañó varios años a la mejor generación baloncestística que la ha vestido, Mirotic incluido. Eso sí, esa memoria irá indisolublemente unido a las pelotillas que a las dos días de comprarla se formaban en la totalidad de la camiseta… quieras o no, era también un símbolo distintivo de la marca china.

Pese a perderse algún que otro campeonato y protagonizar verano sí, verano también, la polémica ya clásica de elegir entre él e Ibaka, esta camiseta representa ya una de las etapas profesionales del montenegrino, al igual que cuando jugaba en chanclas contra un benjamín en Getafe. Gran jugador, y gran zamarra la que nos presenta el amigo David.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Hemofarm Vrsac - Darko Milicic

Segundo capítulo de invitados al blog, hoy a los mandos os presento a Fulgenio Panduro. Como el dueño de este blog, Fulgencio es un apasionado del mundo de la canasta y el coleccionismo de camisetas, hasta el punto de haber aparecido en el diario Ultima Hora. Más de 120 camisetas en su armario (y sumando), es un referente en su especialidad, las camis madridistas.


Bueno, esta es una entrada atípica en el blog ya que quien la escribe no es David, si no un servidor, mi nombre es Fulgencio y comparto la misma pasión coleccionista. Así que emulando las películas de superhéroes vamos a hacer un Crossover que espero que no sea el último.

Después de las presentaciones toca hablar de nuestro protagonista, bien es sabido por quienes me conocen, mi gusto por esos jugadores "malditos" o menos "mainstream" aunque el caso de Darko Milicic es algo aparte, el hombre que pudo reinar y acabó dando tumbos como un pollo sin cabeza podría ser una buena frase que le defina.

Corre el año 2003 y el efecto Gasol y Nowitzki está en plena efervescencia en la liga americana como atestigua el sorteo del Draft 2002, donde en el pick 5 es seleccionado el georgiano Nikoloz Tskitishvili, aunque en el descargo de los inocentes Nuggets podría decirse que no era un draft de gran calidad para justificar esa alta elección (Jiri Welsch os saluda desde el pick 16), el del año siguiente era todo lo contrario con un hype descomunal por la presencia de Lebron, Carmelo, Wade, Bosh, etc... y donde solo the Chosen One quedó por delante.

Allá por el mes de Enero/Febrero salta la noticia de que hay un chico jugando en Hemofarm Vrsac que va a ser "The Next Big Thing", 7 pies y 110 kg de músculo en un cuerpo moldeable que puede pasar y tirar, no en vano ya que con 17 añitos era capaz de promediar casi 10 puntos y 5 rebotes en 18 minutos de juego en la YUBA league.

Se retiró a los 29 años con más anillos (campeón en 2004) que victorias profesionales en Kickboxing.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Uxue Bilbao - Nikos Zisis


En su momento ya hablé de la convulsa temporada 2011-12, hoy es turno de la siguiente , la 2012-13. Por desgracia, tampoco se presentaba tranquilo el año y acabaron vistiendo tres camisetas diferentes: la primera la de Gescrap, que en noviembre dejaba de ser el patrocinador oficial; la segunda por lo tanto estaba limpia de patrocinador y tan solo duró veinte días; y por último la de Uxue, que a finales de diciembre ocupó el vacío dejado por Gescrap. El acuerdo se suponía que iba a aportar cierta estabilidad financiera, por ello la presentación se hizo por todo lo alto, y no finalizó nada mal la temporada para los de Bizkaia al lograr la consecución del subcampeonato en Eurocup vs Lokomotiv. Sin embargo, la historia del año anterior  se repetía también este curso, Uxue dejaba de aportar las cantidades acordadas en los plazos firmados, lo que abocaba al club a impagos con jugadores y staff técnico, hasta el punto de llegar a coquetear con la desaparición de la entidad que no se consumó gracias al rescate de la Diputación de Bizkaia.

Alcanzar el subcampeonato no fue casualidad, el fichaje de Nikos Zisis tuvo mucho que ver en ello. El griego es toda una institución del baloncesto europeo, un base alto (que también se desenvuelve como escolta) que ha ganado títulos por todo el continente: desde su irrupción en el AEK con dieciséis años de la mano de Ivkovic ganando el premio a mejor jugador joven de la liga, pasando por CSKA (donde logró la ansiada Euroliga), Montepaschi, Fenerbahce o Brose. Aunque siempre un peldaño por debajo que sus compañeros de generación, nunca acabó de consagrarse como una gran estrella a nivel continental, quizás porque ni en la propia selección nacional pudo liderar al coincidir con héroes helenos como Diamantidis o Spanoulis, del que precisamente Zisis es su padrino de boda. El compartir vestuario con la mejor generación griega de la historia le ayudó en la consecución de múltiples medallas, ganándose el apodo de The Lord of the Rings.


domingo, 28 de octubre de 2018

Galatasaray - Allie Quigley


Es difícil conseguir camisetas de Galatasaray normalmente, imaginad lo que cuesta una de baloncesto femenino, obviamente esta es usada por la jugadora. Exactamente pertenece a la temporada 2017-18, no muy buena para el equipo turco ya que terminó sin saborear ningún título, algo extraño en el gran dominador de la liga turca en los últimos años y por el que han desfilado jugadoras de la talla de Alba Torrens, Diana Taurasi o Sylvia Fowles. El de la foto es uno de los muchos modelos que vistieron esa temporada, porque otra cosa no, pero el club otomano ha tenido infinidad de modelos, eso sí, siempre con una norma fija: mantener los colores originales del club. El amarillo con un toque anaranjado y el granate, ambos se los debe a su fundador Ali Semen Yen, que buscando colores para su club encontró una tienda en la que ambos se mezclaban en un material sedoso, la combinación le recordó primero a un jilguero (no estoy de broma) y después al fuego de la victoria, que les guiaría hacia el éxito.

No todos los comienzos son fáciles, Alexandria Quigley estuvo incluso a punto de dejarlo antes de lograr el éxito del que ahora goza. Allie fue una segunda ronda del draft que vagó sin pena ni gloria por la liga durante varios años, aunque eso cambió con su llegada a Chicago Sky, nativa de la ciudad del viento, allí logró afianzarse (disputó 34 partidos, los mismos que había jugado hasta entonces en cuatro años) y lograr el subcampeonato, además de un premio a la sexta mejor mujer. Premio que repetiría al año siguiente, a los que sumaría dos All Stars, y dos concursos de triples, uno de ellos la expuso a nivel mediático al batir el récord de triples (de ambos géneros). Antes de disfrutar de la fama en USA, Allie ya era una estrella en Europa, sobre todo en Hungría y Turquía, tras tres años en el país magiar consiguió la doble nacionalidad e incluso participó con la selección nacional. En el país turco obtuvo el reconocimiento a nivel club, consiguiendo todos los trofeos nacionales posibles, siendo la jugadora más valiosa en alguno de ellos.