martes, 16 de octubre de 2018

VEF Riga - Ludde Hakanson


En una época de baile de patrocinios debido a la crisis mundial, pocos equipos europeos pueden decir a día de hoy que mantienen su espónsor desde los inicios, pero VEF Riga es uno de ellos. En realidad, VEF es más como el mecenas del club, puesto que lo creó en 1958, tuvieron un parón y se refundó en 2007, desde entonces han ganado casi la mitad de las ligas. Sus colores siempre han sido el negro y el blanco, el primero para los partidos locales y el otro para los visitantes, tampoco han tenido mucha variabilidad en los diseños, en gran parte gracias a que VEF siempre ha sido el benefactor del club. La que veis en la foto pertenece concretamente a la temporada 2015-2016, uno de los años en los que tuvieron que conformarse con el subcampeonato de la liga letona, y precisamente a esa competición pertenece como se puede ver en el parche superior derecho. Como curiosidad, esta es una de las piezas que pertenece al infernal tallaje que venía aplicando Adidas los últimos años, estrechas pero larguísimas a pesar de ser una talla M. 

De Ludvig Hakanson se podría decir que es todo un veterano de 22 años, y es que con 17 años ya había debutado con la selección sueca en el Eurobasket de 2013, lo hizo anotando un triple a Spanoulis en el primer balón que tocó. Es cierto que la selección escandinava no tiene una gran tradición de basket, pero sí lo tiene la familia de Ludde, su padre y su abuelo (que fue testigo de una gesta de Korac) también fueron internacionales absolutos con Suecia. A pesar de la tradición, antes de triunfar en el baloncesto probó con el fútbol y el golf, deporte que todavía practica cuando tiene días libres. Pero se decidió acertadamente por el deporte de la canasta, consiguió un hueco en la masía del Barça como cadete y de ahí hacia la élite mediante buenas cesiones, en Riga y sobre todo en Cajasol, donde se reunió con otra hornada de jóvenes excepcionales: Radicevic, Cate, Balvin... hasta lograr la estabilidad actual junto al Estudiantes, donde espera seguir creciendo y quemando etapas en su desarrollo profesional.



miércoles, 26 de septiembre de 2018

Brose Baskets - Dan Dickau


Si hay algún equipo dominador en la BBL durante la última década, ese ha sido el Brose Baskets, campeón de siete de las últimas nueve ediciones. La cami que vemos pertenece a la temporada anterior al comienzo de esa pequeña tiranía del equipo teutón, concretamente la 2008-2009. Se cumplían tres años del cambio de Bamberg a Brose, y por ende, la adopción del rojo de la compañía automovilística en lugar del azul que venía usando el club en años anteriores a 2006, además se usó el blanco para los encuentros disputados como locales. La de ese año era una cami 100% germánica, ya que además del patrocinador, los encargados de diseñar la prenda también eran alemanes, la marca Jako acompaño al Brose desde 2006 e introdujo varios cambios significativos en sus camisetas. El principal distintivo que se puede apreciar es el uso de un tirante ancho, mucho más amplio que los habituales y que, en mi opinión, es bastante incómodo para jugar, eso sí, sin llegar al nivel de la maldita manga corta.

Salido de la universidad de Gonzaga, raza blanca tirador, gran habilidad para el pase y excelso director de juego. Con todos ustedes... Dan Dickau. Y es que las comparaciones pesan mucho, más aún si te comparan con el mejor director de la historia. La llegada a la NBA nunca es fácil, la defensa de Dan era un hándicap que no podía compensar con sus recursos ofensivos, lo cual lo llevó a vestir ocho camisetas en sus seis primeros años de carrera, entre ellas la de Dallas, donde casi le rompe los dedos a Dirk. Tras no encontrar un contrato se enroló en las filas de Avellino, donde no duró ni dos meses, y Brose, sustituyendo a Michael Jordan. Regresó a  USA, pero esta vez a la D-League, y tras no lograr su objetivo de competir al máximo nivel, decidió dejar las canchas con solo ocho temporadas en activo. En primera instancia dirimió sus pasos hacia los banquillos como asistente en Portland, pero la cosa no prosperó y terminó haciendo las veces de comentarista, además de ser inversor en una franquicia de barberías con ayuda de otro mítico exBulldog, Adam Morrison.




miércoles, 19 de septiembre de 2018

Caja Laboral Baskonia - Goran Dragic



Corría la temporada 2011-12 cuando el Baskonia marcó un antes y un después en sus camisetas, ese año dejó de vestir el blanco que venía usando hacía varias temporadas y trajo de vuelta las rayas blaugranas para la primera equipación, que no se vestían desde 2003 en un partido homenaje disputado contra Lucentum. Para su segunda vestimenta quisieron hacer un guiño a su patrocinador, Caja Laboral, utilizando el color magenta (uno de los colores del banco) para cubrir por completo la camiseta. Sin embargo la jugada no acabó de salir como querían los vitorianos, ya que ambas equipaciones tenían tonalidades similares y eso impedía al conjunto vasco distinguirse de equipos rivales, así que se vieron obligados a recuperar las defenestradas camisetas blancas del año anterior para evitar mayores problemas. Como curiosidad, añadir que éstas fueron las últimas prendas Li-Ning usadas por Baskonia antes de la famosa quiebra de la filial china. Y si queréis más info, un tesoro.

A veces las desgracias se convierten en oportunidades, como ocurrió en el caso de Goran Dragic, al que una lesión le obligó a abandonar el fútbol para pasarse al baloncesto. Y a juzgar por los resultados no le fue mal, a pesar de un inicio titubeante en su carrera cuando llegó a Baskonia, donde inicialmente no debutó siendo cedido a varios equipos (entre ellos Olimpia coincidiendo con el padre de Doncic), luego su llegada la NBA para posteriormente volver a Vitoria durante el Lock Out del 2011. Ascenso fulgurante en Phoenix, MIP mediante, hasta lograr la machada en el Eurobasket 2017 (junto a Doncic hijo en esta ocasión). Un sueño americano nada fácil en sus inicios, en los que confesó que llegó a llorar, pero en el que seguro que ayudó la llegada de Zoran Dragic, pues en Miami y en Phoenix jugó junto a su hermano pequeño, y anecdóticamente en Arizona los dos llegaron a coincir en pista con los Morris, otra pareja de hermanos baloncestistas.




martes, 14 de agosto de 2018

WTC Cornellà - Xavi Rey


Ésta es una de las camis más raras que tengo y de las más difíciles de conseguir, más que nada porque el CB Cornellà no es un club puntero en España, por lo que su material es aún más extraño de ver, por eso lo poco que se puede conseguir es usado por el jugador. A pesar de no ser un club de relumbrón a nivel senior, es una de las canteras más prolíficas de España, y vivió su época dorada en los años noventa cuando consiguió un ascenso a la ACB que no se pudo consumar por estar vinculado al Barça. Años más tarde militaría en LEB 2 con la nomenclatura de WTC Almeda Park disfrutando de grandes promesas nacionales (Djedovic, Rey o Moncasí) gracias a su vínculo con el club blaugrana, a ese período comprendido entre 2005 y 2007 pertenece la camiseta que veis en la foto. El club debe su color azul (y el blanco) a la Unió Social, una entidad local que ayudó con su fundación, desde entonces el club ha mantenido ese color como santo y seña, normalmente acompañado del blanco, aunque para las temporadas LEB 2 también se usó el amarillo de la foto.


Xavi Rey, es uno de esos jugadores sobre los que siempre se han depositado unas expectativas que no se han podido colmar, bien por lesiones o por otros condicionantes externos. Canterano del Barça (primer condicionante), circuló por varios equipos nacionales en calidad de cedido hasta conseguir afianzarse en Gran Canaria, allí consolidó su juego pero aparecieron las lesiones (segundo condicionante). 12 equipos en 14 años, incluyendo su reciente fichaje por Benfica, donde siempre ha dejado un buen recuerdo profesional y deportivamente hablando. En la selección pese a su potencial, solo ha disputado un Eurobasket debido a la competencia que tiene el equipo en los puestos interiores, obteniendo un bronce en 2013. De vocación veterinario, sus 210 cm tuvieron más fuerza a la hora de decidirse por el baloncesto, disciplina en la que su ídolo ha sido Chris Webber, a pesar de llevar el 41 de Nowitzki, que lo llevó por no poder llevar su dorsal de toda la vida, el 14. Y si queréis más, aquí tenéis una entrevista distendida para saber de él.



miércoles, 1 de agosto de 2018

Alta Gestión Fuenlabrada - Aigars Vitols


Durante la historia del Fuenla han pasado pocos patrocinadores, el más recordado siempre será el de Jabones Pardo, con el cual descendieron a los infiernos de LEB. Un año de transición, pues esa misma campaña lograron de nuevo ascender a la máxima categoría, comenzando así la temporada 2005-06  en ACB, y ahí es donde entra Alta Gestión, que ayudó al club a confeccionar un equipo a medida. A ese año pertenece la camiseta que vemos, para la ocasión recuperaron el naranja en detrimento del blanco como color principal para la camiseta local y un azul más vivo para la camiseta que usaban como visitantes, sustituyendo el tradicional azul marino que vistió Peras por ejemplo. A pesar de la que estancia de Alta Gestión se prolongó durante cuatro años, esta camiseta tan solo se usó durante la primera de esas temporadas, puesto que en las siguientes se volvió a apostar por un azul marino para la segunda equipación. Como curiosidad, mal no les fue y terminaron en meritorio décimo puesto.

Mucho antes de Smits, Berzins, Mejeris o Valters, llegó Aigars Vitols, letón que abrió la senda del país báltico en el club fuenlabreño. Un escolta triplista y con aptitudes defensivas que pasó la mayor parte de su carrera en su país natal, a excepción de seis partidos en Eslovenia y su aventura madrileña, y no es casualidad porque Aigars siempre ha sido un hombre muy familiar, muestra de ello fue su marcha del club, motivada porque prefería regresar a su hogar junto a sus seres queridos antes que seguir en España, una vez allí y terminada su carrera, se alejó de las pistas para abrir un pub junto a uno de sus amigos de la infancia. Y no es que tuviera una mala carrera, fue un jugador muy reconocido a nivel nacional puesto que consiguió seis títulos de liga (siendo MVP de la final en uno de ellos) y fue internacional con su selección desde 1999 hasta 2009 (sin contar una participación con la sub22 en 1998), llegando a ser capitán de los bálticos en el Eurobasket de 2007.